Fundamentalmente, Rotary es una filosofía de vida que procura reconciliar el constante conflicto entre el deseo de beneficiarse uno mismo y el deber y consecuente impulso de servir a los demás. Esta es la filosofía de servir: “Dar de sí antes de Pensar en sí” y se basa en el principio: “Se beneficia más el que mejor sirve”.

Rotary constituye una oportunidad de forjar amistades para toda la vida y experimentar la satisfacción personal de servir a los demás. Rotary es una organización integrada por personas de negocios y profesionales dedicadas a proporcionar servicios humanitarios, promover elevadas normas de ética en todas las ocupaciones y fomentar la buena voluntad y la paz en el mundo.

Rotary, primera organización mundial de clubes de servicio, dio comienzo a sus actividades con la formación del Club Rotario de Chicago, Illinois, EE.UU., el 23 de febrero de 1905. Dicho club fue fundado por el joven abogado Paul P. Harris y tres de sus amigos. Paul Harris intentaba recrear el espíritu de amistad habitual entre las personas de negocios del pueblo pequeño en el cual había crecido.

Rotary es una asociación internacional de líderes empresariales y profesionales de ambos sexos quienes proporcionan servicio humanitario, promueven la puesta en práctica de elevadas normas de ética en toda ocupación y contribuyen al desarrollo de la buena voluntad y la paz en el mundo. Funcionan más de 31.000 clubes rotarios en 166 países, con aproximadamente 1,2 millones de rotarios. Rotary es una organización humanitaria, apolítica y aconfesional cuya fundación data de 1905.

Los socios de los clubes rotarios constituyen una muestra representativa de los hombres y mujeres dedicados a actividades profesionales y empresariales de sus respectivas comunidades. Los clubes rotarios de todo el mundo se reúnen semanalmente, son apolíticos, aconfesionales y están abiertos a todas las culturas, razas y credos.

La Fundación Rotaria de Rotary International es una entidad sin fines de lucro dedicada a la promoción de la paz y la comprensión mundial a través de los programas humanitarios, educativos y de intercambio cultural que auspicia en el ámbito internacional. Sus fondos provienen únicamente de las contribuciones voluntarias de los rotarios y otras personas que comparten su visión de un mundo mejor. Desde 1947, la Fundación ha otorgado más de 1.100 millones de dólares en subvenciones para proyectos humanitarios y educativos, emprendidos y administrados por los clubes y distritos rotarios.

El lema de Rotary, Dar de Sí antes de Pensar en Sí, refleja su objetivo principal en la comunidad, en el lugar de trabajo y en todo el mundo. Los rotarios emprenden proyectos de servicio en la comunidad que abordan muchos de los problemas más acuciantes del mundo actual. Asimismo, apoyan programas en beneficio de la juventud, brindan oportunidades educativas y de intercambio internacional, y asisten en materia vocacional y de desarrollo profesional a los estudiantes, maestros y otros profesionales. A continuación se indican varias de las áreas de actividad de Rotary:

Erradicación de la polio

En 1985, los rotarios se comprometieron a liberar al mundo de la polio. El compromiso asumido por Rotary durante 20 años para acabar con la polio representa la aportación más significativa jamás efectuada por una organización privada a una iniciativa internacional en pro de la salud pública.

  • Rotary ya ha aportado 500 millones de dólares e innumerables horas de servicio voluntario, a fin de contribuir a inmunizar a casi 2.000 millones de niños del mundo entero.
  • En la actualidad se producen solo unos pocos cientos de casos de polio en el mundo, una disminución del 99,8% respecto a 1988, cuando el brutal flagelo paralizaba a más de 350.000 niños por año.

Educación internacional

Rotary es la mayor fuente de becas internacionales de financiación privada. Cada año, casi 1.000 estudiantes universitarios reciben becas de Rotary a fin de cursar estudios en el exterior. Los clubes rotarios coordinan también un programa para estudiantes en edad de cursar la escuela secundaria, en cuyo marco se envían aproximadamente 8.000 estudiantes al exterior durante un lapso que oscila entre tres meses y un año.

La causa de la paz

A fin de formar a los pacificadores y embajadores del mañana, Rotary instauró recientemente los Centros de Rotary para Estudios Internacionales sobre la paz y la resolución de conflictos en ocho prestigiosas universidades de distintas ciudades del mundo. Este programa ofrece un curso de posgrado en el campo de la resolución de conflictos a 70 Becarios de Rotary pro Paz Mundial, seleccionado anualmente por concurso mundial.

Objetivos

El objetivo de Rotary es estimular y fomentar el ideal de servicio como base de toda empresa digna y, en particular, estimular y fomentar:

  • 1: El desarrollo del conocimiento mutuo como ocasión de servir.
  • 2: La observancia de elevadas normas de ética en las actividades profesionales y empresariales; el reconocimiento del valor de toda ocupación útil, y la dignificación de la propia en beneficio de la sociedad.
  • 3: La puesta en práctica del ideal de servicio por parte de todos los rotarios en su vida privada, profesional y pública.
  • 4: El fomento de la comprensión, la buena voluntad y la paz entre las naciones, a través del compañerismo de las personas que ejercen actividades profesionales y empresariales, unidas en torno al ideal de servicio.

Misión

La misión de Rotary International, es servir a los demás, promover la integridad y fomentar la comprensión, la buena voluntad y la paz mediante las actividades de compañerismo de los líderes empresariales, profesionales y cívicos.

La Prueba Cuádruple

Fue adoptada por Rotary International en enero de 1943 y, desde esa fecha, ha sido traducida a más de 100 idiomas. El mensaje debe ser conocido y aplicado por todos los rotarios.

De lo que pensamos, decimos o hacemos:

  • ¿Es la verdad?
  • ¿Es equitativo para todos los interesados?
  • ¿Creará buena voluntad y mejores amistades?
  • ¿Será beneficioso para todos los interesados?

Rotary y la Diversidad

Rotary International reconoce el valor de la diversidad en el cuadro social de los clubes y los exhorta a buscar en sus comunidades a quienes por sus cualificaciones puedan integrarse como posibles socios, procurando incluir personas de distintos grupos étnicos, etarios, religiosos o culturales. Los clubes representativos de la composición demográfica, profesional y empresarial de la región, poseen la clave de su futuro.